GAP

Solicitar Ficha Técnica
imagen-puesta-a-tierra-quimico-intensificador-gap

Es bien conocido que GAP es un producto conductor de electricidad que se utiliza como relleno en los sistemas de tierras para incrementar y mejorar las propiedades conductivas del terreno, optimizando y economizando los resultados necesarios para el buen funcionamiento del mismo.

Un Nuevo Concepto

Después de años de investigación y pruebas, hemos desarrollado nuevos métodos para el correcto y eficiente aterrizamiento de LT’s, nos complace poder ofrecerle la mejor alternativa costo/beneficio para resolver sus más exigentes necesidades, especializándolos en terrenos de alta resistividad.

Al aplicar el Químico Intensificador GAP para bajar la resistencia del terreno, se asegura confiablemente de:

Nuestros Objetivos

  • El mejor rendimiento costo/beneficio.
  • Brindar seguridad personal.
  • Proporcionar baja resistencia todo el año.
  • Larga vida útil, garantizando por más de 20 años.
  • Cumplir con especificaciones de CFE.
  • Libre de mantenimiento, no requiere agua.
  • Ecológico, no contamina el subsuelo.
  • Resulta muy sencilla su instalación.
  • Evita la corrosión del sistema.

GAP es un producto conductor de electricidad que sustituye las grandes cantidades de otros tipos de rellenos que anteriormente se utilizaban.

Resistencia Eléctrica del GAP

El GAP fue sometido a pruebas de resistencia eléctrica en LAPEM* ENCONTRANDO QUE TIENE UN VALOR DE 3.4 Ohm cm, el cual resultó ser el más bajo de todos los productos que se utilizaban anteriormente como relleno en los sistemas de tierra (ver gráfica).

Rangos de Resistividad de Diferentes Productos

Considerando de 0% a 80% de agua en su masa. Obteniendo como ventaja que entre menos resistencia tenga el producto, mayor es su eficiencia.

intensificador-gap-rasgos-resistencia

Resistencia Mecánica del GAP

El GAP también fue sometido a pruebas según la norma C-109 de ASTM**, y el resultado fue que al momento de secarse se endurece y no se rompe con las vibraciones del terreno.

La resistencia obtenida en laboratorio fue de: 14.04 Kg/cm2.

El GAP tiene una fuerte cohesión (adherencia) molecular entre sus partículas, la suficiente en el cuerpo del relleno para conducir la electricidad; en comparación con los rellenos que le siguen en baja resistividad, estos no tienen la propiedad de endurecerse, puesto que no son productos diseñados para ser utilizados como rellenos, sino que su finalidad es distinta.

Por consiguiente el utilizar GAP, en los sistemas de tierra, es obtener confianza, eficiencia y experiencia, de un producto de calidad, especialmente diseñado para su servicio.